Ingreso Clientes
Olvidaste tu contraseña?

Blog



Conoce el Benchmarking y su importancia

Benchmarking como estrategia de marketing

¿Quieres que tu empresa evolucione o prefieres que se haga siempre lo mismo? Cualquier empresario con unas aspiraciones mínimas busca el avance y la mejora, y una de las formas de conseguirlo es aplicando la técnica del benchmarking, que veremos en esta artículo.

Como todos sabemos, en el éxito (o no) a largo plazo de un negocio entran en juego multitud de factores y agentes tanto externos como internos que, de no conocerse y mantenerse relativamente controlados, se nos pueden escapar de las manos.

La innovación es fundamental en toda estrategia o plan de marketing, pero también lo es buscar aquello que ya está funcionando y adaptarlo a tu empresa. Una buena forma de hacerlo es fijarte en las acciones de la competencia o de empresas de otros sectores para nutrirte de sus experiencias y poder aprender de ellas.

En esto consiste el benchmarking y ahora mismo vas a ver cómo se aplica. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el Benchmarking?

El Benchmarking es una metodología que consiste en buscar y encontrar a aquellos productos, servicios y procesos de trabajo que pertenezcan a empresas líderes y que evidencien las mejores prácticas en su sector, con el objetivo de adquirir nuevos conocimientos que poder implementar en nuestra organización.

“Consiste en tomar “comparadores” o Benchmarks a aquellos productos, servicios y procesos de trabajo que pertenezcan a organizaciones que evidencien las mejores prácticas sobre el área de interés, con el propósito de transferir el conocimiento de las mejores prácticas y su aplicación”.

Dicho de una forma más sencilla, la práctica del benchmarking se basa en recopilar información y sacar de ella nuevas ideas. Dicha información la obtendremos de los líderes o competidores más fuertes del mercado.

Hay que tener mucho cuidado de “no confundírselo con espiar a la competencia” o algo similar. Con este proceso sistemático estamos recopilando nuevas ideas para mejorar nuestro negocio, no literalmente copiando lo que hacen otros.

El benchmarking puede realizarse tanto dentro de la misma organización (entre nuestros diferentes departamentos), como analizando los mejores procesos de empresas líderes en otros sectores o industrias.

En definitiva, si tomamos como referencia y estudiamos las estrategias y técnicas que más destacan de otras empresas, en relación con el área que nosotros queremos mejorar en la nuestra, podremos alcanzar un nivel más alto de calidad y competitividad.

Pero veamos ahora qué tipos existen.

Tipos de Benchmarking según Boxwell

  • Competitivo: Consiste en comparar tus productos, servicios, procesos y actividades con las de tus competidores, con el objetivo único de mejorar tus propios resultados y destacar sobre los demás.
  • Cooperativo: Aquí, la información fluye en una dirección casi sin esperar nada a cambio, lo cual es poco probable.
  • De Colaboración: Se comparte la información con un grupo, las empresas aportan cada una sus conocimientos sobre una actividad en particular, con el objetivo de mejorar todos juntos.
  • Interno: Normalmente practicado por grandes empresas y multinacionales. Se utiliza para identificar las mejores prácticas de un departamento o sucursal y extender ese conocimiento a otros grupos dentro de la organización.

¿Por qué es tan importante el Benchmarking?

Es algo bien conocido por todos que, con el correr del tiempo, la industria mundial ha evolucionado sin parar y muy rápidamente .

Puede que tu cadena de embotellado fuera eficaz hace 10 años y que ahora deje mucho que desear. Y que, aunque la solución esté a tiro de piedra, no sepas verla por ti mismo y necesites el consejo de alguna otra organización relacionada con este proceso.

Hace unos años, la tienda online de tu negocio vendía en muy pocos días su stock tan solo con enviar correos masivos a tu base de datos y hoy, por falta de visibilidad, tu inventario coge polvo en las estanterías.

De nuevo la solución quizás no sea complicada, puede que la encuentres al ver que diferentes acciones realizan otros negocios que tienen mejor visibilidad o un porcentaje de aperturas mayor, para obtener nuevas ideas y mejorar tus estrategias digitales.

El mundo de los negocios online y el empresarial en general es cada vez más competitivo, sobre todo porque vivimos en un planeta indudablemente globalizado en el que, por desgracia, no pocas veces te vas a encontrar a alguien que haga lo mismo que tú y de una forma no sólo mejor, sino también más barata.

La importancia del benchmarking no radica solo en el acto comparativo en sí mismo, sino también en la capacidad para medir el potencial impacto de la aplicación de esas nuevas medidas que se han tomado gracias a un ejercicio previo de investigación detallada.

Dicho de otro modo, es una forma de hacer tangible y contrastable algunos datos que antes estaban fuera de nuestro alcance y que muchos atribuían simplemente a la buena o a la mala suerte.

Interesante ¿no lo crees?