Ingreso Clientes
Olvidaste tu contraseña?

Blog



  

Intel eliminará soporte para BIOS en 2020

El Basic Input Output System, conocido por sus siglas como BIOS. Es el pequeño sistema incluido en un chip de la placa base que carga nada más con pulsar el botón de encendido de nuestro ordenador y que tiene todas las instrucciones necesarias para comprobar e iniciar todos los componentes de nuestro ordenador de manera que pueda arrancar el sistema operativo.

Este sistema ha creado un nuevo proyecto que dio inicio en el 2010, donde las placas base estaban viniendo con un nuevo sistema, llamado UEFI, el cual era mucho más seguro y moderno. Aunque hasta ahora ambos sistemas han estado funcionando sin problemas, según Intel, puede que 2020 sea el año en el que los sistemas BIOS lleguen a su final.

Tal como lo ha confirmado Intel este mismo fin de semana, la compañía tiene intenciones de empezar a soportar, de cara a 2020, solo las versiones UEFI Class 3 y posteriores. Esta versión de UEFI se caracteriza, principalmente, por eliminar el soporte de compatibilidad con los sistemas BIOS y CSM (UEFI Class 2), aunque, por suerte, esta versión no obligará a usar el Secure Boot, característica que, de momento, seguirá siendo compatible.

Hasta la fecha, Intel ha seguido soportando esta característica debido a que aún hay muchos usuarios que utilizan software de 16 bits, arquitectura para la que es necesaria esta compatibilidad. Además, muchos usuarios que tienen configuraciones Dual-Boot necesitan también desactivar el UEFI para que ambos sistemas les funcionen sin problemas.

Eliminando el soporte para Legacy BIOS se podrán mitigar un gran número de vulnerabilidades, se reducirán los procesos de validación de los fabricantes y, además, se podrá aumentar la compatibilidad con los componentes de hardware más modernos, entre otros muchos cambios.

De ahora en adelante la industria se enfocará en áreas primordiales tales como ofrecer sistemas UEFI más completos y mejorar la experiencia del usuario al instalar el sistema operativo, así como utilizar otras herramientas o recuperar el sistema, eliminar todos los componentes no UEFI, y reducir así el código de estos sistemas, eliminar todas las dependencias DOS y BIOS y, por último, pero no menos importante empezar a dar a conocer los estándares de arranque en red PXE y HTTPS.

Aunque por el momento no hay nada seguro, se cree que este cambio llegará ya de cara para la generación Intel Tiger Lake, o Sapphire Rapids.