Ingreso Clientes
Olvidaste tu contraseña?

Blog



Como refrescar bien el caché del navegador

Aprende a borrar el caché de tu navegador

En nuestro trabajo diario hacemos muchas modificaciones en la maquetación de páginas web. Esto lo hacemos generalmente con las llamadas “hojas de estilo en cascada” o CSS, que contienen la información más visual, junto con el HTML que es el contenido y la estructura de los bloques que componen una web.

En muchos casos estos ajustes los hacemos con la web ya publicada, o a punto de hacerlo, junto al cliente… o ¿por qué no? porque algo no se ve como estaba previsto.

En esos casos, suele suceder que el cliente nos dice que no hemos realizado los cambios, cuando en realidad si se han hecho.

Y no preguntamos … ¿Qué está ocurriendo? Pues pasa que nuestro navegador de internet ya sea Chrome, Firefox o Internet Explorer tiene la versión antigua de las hojas de estilos cacheada y aunque se accede a la web, no la actualiza para ahorrar tiempo y datos en la descarga.

Cuando utilizamos un navegador web, cualquiera de ellos, este genera una caché, un conjunto de archivos que nos permiten acceder rápidamente a cierto contenido de las páginas web de manera que estas carguen más rápidas y se reduzca el tráfico generado por estas. Sin embargo, aunque esta caché puede ser útil, también puede ser la causa de muchos problemas al intentar cargar ciertas páginas web, especialmente aquellas con mucho contenido dinámico que cambia muy a menudo.

Por lo general, los navegadores suelen optimizar su propia caché automáticamente, eliminando los datos innecesarios y actualizando el contenido frecuentemente para que, sin que esta exceda demasiado de tamaño, pueda funcionar con normalidad. Sin embargo, como hemos dicho, por muchos motivos esta caché puede empezar a ocupar demasiado espacio y, además, hacer que nuestro navegador empiece a funcionar lento, que no muestre las páginas web correctamente actualizadas y, además, que pierda rendimiento.

La solución es hacer una actualización completa que haga que el navegador vuelva a solicitar a la página web su hoja de estilos y entonces sí actualice su caché del CSS.

Aquí ponemos cómo realizar un refresco completo en entornos Windows, Linux y Mac OS, solo pulsando algunas teclas:

Windows: Ctrl + F5
Mac OS: Apple + R o bien Command + R
Linux: F5

Si falla, probemos nuevamente o bien si la caché es persistente por alguna razón, se podrán comprobar los cambios de maquetación navegando en el “modo incógnito” u otro navegador.